Ala de Colibrí

Ala de Colibrí

ala

Se admiten niñas asustadas con anhelo de aprender, curiosos, soñadores, buscadores quebrantados, en el taller donde se reparan alas de colibríes, el taller donde reposo hoy.

El año 2015 fue un año de retos, de cambios, de decisiones y elecciones, fue un año de ajustes, de buscar, de aprender y arriesgarse. Un año donde terminé una etapa y me lancé a otra totalmente nueva, pero no sola. Después de 7 años de servicio a la infancia en riesgo en Perú y Bolivia, extendiendo el Reino a través de la Asociación Nuevos Pasos, sentí que Dios me estaba incomodando para que mirara hacia otros lugares y necesidades. 

En Febrero del 2016 entré a trabajar, como asistente de dirección, a la Asociación Civil “El Alfarero”, un ministerio boliviano, que tiene como misión acompañar a universitarios o jóvenes en edad universitaria y líderes, trayendoles luz y esperanza satisfaciendo sus necesidades integralmente. http://www.alfarero.org/ 

Santa Cruz de la Sierra, registra la mayor población universitaria del país, con más de 100.000 jóvenes que estudian en 17 universidades públicas y privadas. En diferentes estudios realizados por investigadores independientes y por dependencias gubernamentales se sabe que la Universidad Boliviana ha venido de más a menos en su calidad educativa debido a varios factores: el crecimiento de la matrícula, ausencia de un reglamento de tiempo límite para realizar estudios en las carreras, el co-gobierno paritario entre estudiantes, profesores y autoridades; presupuesto no siempre a la altura de las necesidades. La realidad es que la baja productividad de las universidades es alarmante.
La deserción de estudiantes es muy alta, en el orden del 15 % anual del total de los matriculados. Esto significaría que el 77 % de los que abandonan la universidad cada año, lo hacen sin concluir sus estudios.

El Alfarero se levanta como una extensión del corazón de Dios para alcanzar a los jóvenes en edad universitaria que se están preparando para asumir la posta de liderazgo del país. Queremos transmitir esperanza pero también acompañar al liderazgo emergente en esta etapa tan crítica de toma de decisiones. Tenemos un café para ofrecer a los universitarios un tercer espacio para crear comunidad, una biblioteca que ofrece centenares de títulos e información, tambíen ofrecemos consejería, mentoreo y se está levantando un centro de atención familiar para trabajar con mujeres víctimas de violencia y sus agresores.

Como os compartía, ha sido un tiempo de cambios, de pasar a ayudar a niños a leer a ayudar a universitarios a entender sus emociones, de usar jeans y polera a usar agenda y reloj, pero a pesar de todos los cambios a los cuales me he tenido que adaptar, la esencia, el motor es el mismo, Su amor y la extensión de Su Reino.

Este año está lleno de retos, terminar mi carrera (Psicología), la maestría (Consejería Bíblica), casarme (con el que ha sido mi compañero de camino estos últimos dos años, Sergio Salek), tambíen he emprendido una empresa social llamada Peregrina https://www.facebook.com/empresasocialperegrina/ que trabaja a favor de la infancia en riesgo, sobre todo ahora enfocada en los refugiados. Todo esto está enfrascado en este increíble año que Dios me ha preparado y realmente me hace feliz que puedas acompañarme una vez más en este viaje. 

Aun a pesar de todo este movimiento me siento en el taller, no cómoda, pero si expectante de ver lo que Dios está haciendo en mi corazón, no siempre es agradable que estén hurgando en las entrañas del alma pero al final, el resultado siempre es hermosamente asombroso. Me siento como un colibrí, la más pequeña ave del reino animal, pero haciendo zumbar las alas para hacer mucho ruido.

Pido vuestras oraciones en esta nueva etapa:

  • Sabiduría para poder administrar bien mis tiempos entre los estudios, el trabajo, la empresa y la familia.
  • Finanzas para poder hacer frente a una vida en matrimonio.
  • Que Dios mantenga nuestro corazón alineado a Su voluntad a pesar de que haya mucho movimiento a mi alrededor.
  • Por el ministerio El Alfarero, donde estoy sirviendo, que podamos reflejar Su amor y transmitir la Esperanza que encontramos en Él a todos los jóvenes que alcancemos.